jueves, 8 de octubre de 2009

Crónicas del paro


Parece que el paro crece en España. Algunos lo tachan de tragedia. Pero para algunos no lo es. Ni muchísimo menos. Déjenme ilustrarles con algunas actitudes reales de algunos conciudadanos míos (que espero que sean los únicos, pero me temo que abundan casos así).

En primer lugar, una más o menos común. Resulta que me he quedado sin trabajo. Debería ponerme a buscar uno nuevo en seguida. Pero no. Como me tocan X meses de subsidio de paro, pues los exprimo al máximo y ya buscaré algo en el último mes. Solidarios como son (porque aquí todo el mundo se llena la boca de solidaridad y derechos y tal y cual), no piensan que por el bien de todos conviene mamar lo mínimo de la teta estatal. El caso extremo lo viví cuando, ingenuo de mí, le dije a alguien "bueno, tienes X meses para buscarte algo tranquilamente", y la otra persona, indignada, me respondió que ni hablar, que tenía X meses para pegarse unas buenas fiestas, que ya se preocuparía cuando se quedara sin el paro.

Otro caso, menos común, pero que también habla por sí solo. Me voy al paro. He trabajado muchos años y estoy a dos años de la jubilación. Esos dos años podré disfrutar del subsidio. Y como además tendré derecho a casi toda la pensión, pues loo empalmo todo y me monto una jubilación anticipada.

Así que aunque en las cifras de desempleo se esconden dramas (no lo dudo), también es cierto que hay mucho aprovechado y listillo que se las sabe todas. Eso sí, luego con proferir frases tópicas e inflamadas, como si todo lo supieran, contra el gobierno de turno y los empresarios, ya está todo arreglado. Porque, no lo olvidemos, la culpa siempre es de los demás.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...