lunes, 17 de agosto de 2009

...


Creo que ha llegado la hora de aflojar un poco el ritmo. No porque no tenga nada que decir, sino porque ya no tengo ganas de decirlo. No significa esto que dé el blog por cerrado, sino que voy a darle un respiro y espaciar las entradas. Puede que redunde en beneficio de su calidad. O no. O puede que todos los días tenga intuiciones geniales que considere merecedoras de ser reflejadas. O que esto no signifique nada, tan sólo una excusa para escribir una entrada más. Ya veremos...

5 comentarios:

Horrach dijo...

¡Coooño, esto sí que es un sorpresón! ¡La verdadera noticia del verano!

Ya sabe que servidor es cotilla, y en este caso no voy a dejar estos vicios de lado, así que me huelo que ha pasado algo importante para que usted deje de lado su ancestral costumbre de escribir todos los días. ¿Me equivoco?

saludos

El Pez Martillo dijo...

Me temo que se equivoca. Ya sabe usted que a veces me pongo travieso y juego un poco con el personal. Ayer, cuando escribí esto, estaba cansado, y ya sabe que me pongo "negativo" cuando estoy cansado. Pero no desespere que, al menos para los próximos días, hay entradas preparadas.

Pensándolo bien, como en realidad no escribo todos los días, sino que puedo llegar a escribir varias entradas del tirón y las programo, nada me impide seguir el ritmo diario de publicación. Si bien es verdad que llevo un par de semanas bastante agitadas (curro y vida social, por no hablar del tiempo que le dedico a mi memoria de investigación, que va creciendo a un ritmo aceptable), y de ahí, en parte, el cansancio.

Salud!

Horrach dijo...

Menos mal que siempre tiene usted por ahí alguna cosa, querido amigo, alguna entrada programada. No puedo ni llegar a imaginarme qué sería de mi faceta como lector de blogs sin la aportación diaria de El espejo de la realidad.

saludos

Julio dijo...

Querido Pez

Yo también celebro que haya sido una 'travesura' y siga teniendo 'balas' en la recámara para ir repartiendo reflexiones, aunque sean 'programadas'.

Siempre es un placer poder escuchar voces que tienen algo que decir.

Un saludo cordial

El Pez Martillo dijo...

Horrach, no me diga estas cosas que me emociono, ya que con los calores estoy más sensible.

Julio, la gran mayoría de mis balas son de fogueo o están mojadas, pero aún así, gracias.

La cuestión es que esta espantá me ha inspirado y tengo varias entradas en la recámara.

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...