miércoles, 29 de julio de 2009

Prensa, política y deporte


Nunca he sido muy del deporte. Siempre he pensado que es mejor practicarlo que ver a los demás hacerlo. Cuando, de tanto en tanto, cae un diario en mis manos, la sección de deportes me la salto. Y en televisión, suelo cambiar de canal. Pero, como dice la canción "yo no quiero enterarme, pero me entero". Y al final resulta que estoy más o menos al día de lo que ocurre en ese mundo.

Por eso hay cosas que no me gustan. Por un lado está la deriva "rosa" de la prensa deportiva. Como lo relacionado con esta gente vende periódicos y trae audiencias, se busca cualquier detalle con el rellenar horas y líneas. Y claro, termina siendo más importante lo que ocurre en el vestuario que en la competición. De cada vez más.

Otra cosa que me disgusta es el forofismo y las tomas de partido de los periodistas deportivos. Bastaría con decirnos quién gana, quién pierde y dar los detalles del partido. Pues no, hay que meter ese matiz de apoyo o desprecio tan de moda en tantos ámbitos. Por una parte, me parece lógico que se anime y se quiera ver ganar al deportista local. Pero de ahí a montar según que cruzadas, hay un trecho bien grande.

Finalmente, y para dar palos también a los deportistas, además de haber entrado en el juego de la prensa, han entrado en el juego de la política. Como el deportista victorioso es admirado con cierta unanimidad, siempre hay ahí el político de turno dispuesto a hacerse una foto, a ver si así se le impregna algo del carisma del otro (el uso político del deporte ya es muy antiguo). Pero hay algunos deportistas que se prestan demasiado dócilmente a ello, tal vez en busca de ayudas o sembrando para el mañana (por ejemplo, para que a uno le paguen unos cuantos cientos de miles de euros para promoción turística...). Es más, los hay que ya empiezan a meterse en la pugna política. Y eso sí que no me hace gracia. O sí.

En cualquier cosa, si quieren hacerse fotos con ellos, es porque algo han ganado, y eso sí que no se lo quita nadie. Así que enhorabuena a los premiados.

3 comentarios:

PENSADORA dijo...

Yo como tú, el deporte para practicarlo, no para verlo.

Y sí, es cierto que hay demasiado politiqueo en el deporte, yo lo sufro de cerca. Mi mejor amiga es escaladora profesional y como no es un deporte precisamente de masas... bueno, que la pobre no nada en la abundancia precisamente...

En fin...

Sr. Ben Gunn dijo...

los españoles somos así ¡A MÍ QUE ME ARREGLEN LO MIO!
y añado que a los periodistas les gusta ser el poder oculto y los políticos los miman para que así sea
estos dos gremios ¡SI QUE ARREGLAN LO SUYO!

El Pez Martillo dijo...

Pens, es que hay tantas cosas que hacer, que está la cosa como para pareder el tiempo viendo a unos tipos dándoles patadas a un balón (aunque reconozco que yo he visto algunas etapas del tour en estos días pasados, pero lo hago por el paisaje;P).

También hay que tener en cuenta que hay deportes más mayoritarios que otros, pero esto es la pescadilla que se muerde la cola (si hablan en prensa, tendrá más seguidores, a más seguidores, más prensa...). Dile a tu amiga que se ponga a escalar ochomiles, y si es posible que se congele algún dedo, y verás como le hacen caso.

Sr. Ben Gunn, lógicamente, todos queremos que lo nuestro esté bien resuelto y sacar lo máximo de lo que tenemos. Una carrera deportiva es relativamente breve, y hay que exprimirla al máximo para luego poder vivir bien. Los políticos saben eso y en parte por eso se arriman (con sus intereses, claro está). Y de la prensa, mejor no hablar, que se me calienta la boca.

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...