lunes, 20 de julio de 2009

Hidromiel


Con todo esto de la conmemoración de la llegada a la luna, servidor, que a veces es muy colateral y sus neuronas establecen insondables conexiones, ha dado en pensar en la hidromiel. Sí, la hidromiel, la que tal vez sea la bebida alchólica más antigua de la humanidad, elaborada a partir de la fermentación de agua y miel. La primera referencia a este licor la encontramos en textos que tienen casi cuatro mil años, aunque se han encontrado restos de vasijas de hidromiel que datan de hace siete mil. Muchas culturas la han disfrutado: griegos, romanos, vikingos, celtas..., casi todo el mundo. Algunas de ellas la tuvieron en tan alta consideración que la convirtieron en la bebida de sus dioses. Y la verdad, no es para menos. Dulce y suave, entra muy bien y se sube a la cabeza mejor.

¿Y qué tiene esto que ver con la luna? En la Edad Media, existía la costumbre de que las parejas recién casadas, para que su primogénito fuera varón (ya sabemos lo importante que esto era para muchas familias), tomaran hidromiel durante el primer ciclo lunar después de casados. De ahí viene lo de llamar "luna de miel" al tiempo inmediatamente posterior a la boda.

Ya ven que mis neuronas van por donde quieren. Y es que, por mucho que nuestros padres nos quieran convencer de que ellos descubrieron la luna, ella siempre estuvo allí. No les hizo falta a los antiguos hollarla para que les fuera útil. De otra manera, claro, que cada uno usa las cosas a su manera, según lo que de ellas dejen salir y quieran sacar.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...