miércoles, 24 de junio de 2009

Eterno retorno de lo mismo (o el ladrón de bicicletas)


Cuando niño, mi padre me llevó con mi bicicleta a un parque. Allí, unos gitanillos intentaron robármela. Se trataba de esos críos que no levantan dos palmos del suelo, encanijados, pero que hacen gala de una chulería inmensa. Su intento fue pueril. Querían intercambiar su bicicleta (más barata y cascada que la mía) con la mía. Yo, que era niño, pero no tonto, les dije que no, que ellos ya tenían la suya. Y claro, empezó la persecución: me agarraban por detrás, me tiraban piedras y, en definitiva, pretendía quitarme mi pequeña BH de forma violenta. Pero no contaron con el factor padre, que salió en defensa de su criatura y les dio su merecido (uno de ellos se llevó la peor parte, y se largó de alló lloriqueando).

Han pasado un montón de años de eso y ya casi lo tenía olvidado. Hasta que el otro día, volviendo a casa tras una de mis sesiones ciclistas, parado en unn semáforo esperando a que se pusiera verde, un niñato no muy distinto a aquellos se puso a mi lado, también con su bici destartalada, y me espetó un "¿me la cambias?". Le miré y no pude evitar una sonrisa, de esas que dicen "este cuento ya me lo conozco" y negué con la cabeza. Siguió insistiendo hasta que el semáforo verdeó y pude arrancar. No intentó ir más allá (él tampoco era tonto, y sabía que no le convenía meterse con alguien mucho más grande y corpulento que él). Lo gracioso de la anécdota es que se produjo muy cerca del sitio en el que aquellos desgraciados casi me robaron la bicicleta, en una especie de pliegue temporal extraño.

5 comentarios:

Musa dijo...

Veo amigo Pez, que no ha perdido la costumbre de ir en bici, me parece muy bien.
Por cierto que lo que más gracia me ha hecho de su entrada ha sido ese "verdeó". Reconozco que me ha gustado el verbo.

Saludos desde aquí al lado

El Pez Martillo dijo...

La bici, estimada musa, es, hoy por hoy, uno de mis vicios, tal vez el que menos pudor tengo en confesar.

Sobre lo de verdear, me dio un arrebato poético y me gustó más que "ponerse en verde", aunque quede un poco pedantesco.

PENSADORA dijo...

Jejeje Pez! igual, incluso el joven ese es hijo de los chiquillos de hace años... quién sabe... ¿no?...

Deslumbrada dijo...

Vaya, tenemos en común reflejos, alguna que otra peli y algo de música...

Por cierto, si te gusta la música de Tarantino te recomiendo un discazo: "The Tarantino Experience" ahí las tienes todas juntitas...

Saludos!!

El Pez Martillo dijo...

Pens, pensé en esa posibilidad, y eso sí que ya sería "pa ir a mear y no echar gota".

Deslumbrada (espero que no te deslumbren los reflejos que hay por aquí), bienvenida y gracias por el comentario. Tomo nota de la recomendación.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...