sábado, 23 de mayo de 2009

Prólogo veraniego


Calor más propio de la canícula que del mes de mayo (en algunas partes de la isla se han rozado ya los 40º). Cansancio y mala leche que se retroalimentan. Apunta fuerte el verano, y aún queda un mes para que dé comienzo. Si el tópico es cierto, podemos esperar un estío sangriento. Además del calorazo, concurren otras circunstancias para que así sea.

Puesto que estoy de vacaciones, y con este calor, la cosa no es muy distinta de un julio o un agosto cualquiera. Si no fuera porque tengo en perspectiva un par de exámenes en las próximas semanas, y así es difícil estudiar. Para colmo, meterse en una clase con estas temperaturas es peor que entrar en un horno (como las clases paran en junio, a nadie se le ha ocurrido poner aires acondicionados en las escuelas). En fin, que además de un aumento de criminalidad, auguro uno de suspensos. Espero que para septiembre afloje...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...