viernes, 23 de enero de 2009

Horizontes enfermeros


Siempre ha llamado mi atención el hecho de que, entre el personal de enfermería haya mucha gente que se dedica a estudiar otras carreras o a otras actividades. Puede que se trate de que, al trabajar por turnos, se tenga más tiempo disponible para ello, o porque somos gente inquieta, o porque, más bien, al ser un trabajo que quema mucho, se buscan otras posibles salidas (o, al menos, algo con lo que desconectar ymantener entretenida la mente). Y es que más de una vez he oído cosas del estilo de "no me veo de enfermera dentro de veinte años". La curioso de todo esto, es que en buena parte se tiran a disciplinas que poco o nada tiene que ver con la enfermería y el mundo sanitario (aunque hay muchas que optan por la fisioterapia, por proximidad), como las letras, la historia, los idiomas, la antropología, o la filosofía, como es mi caso (y me consta que no soy el único). En cualquier caso, parece como si hubiera una pulsión que nos hace ir a otra cosa, tal vez con una fuerza proporcional a la pasión con la que a veces la vivimos.

7 comentarios:

Horrach dijo...

Posibilidades: ¿puede ser que haya gente que se hace enfermero porque es una diplomatura y es difícil no encontrar trabajo, y luego, con el curro en la mano, se dedican a cosas más vocacionales?

El Pez Martillo dijo...

Es una posibilidad, pero no me he encontrado a nadie que lo diga. De hecho, hay barreras para que la gente se decida a estudiarla: suelen pedir notas muy altas para entrar, la matrícula es cara, y los horarios son draconianos (al menos en mis tiempos, que entre prácticas y clases sólo me quedaban los fines de semana libres, y encima había que preparar trabajos y exámenes). Por lo demás, sí, aquí es fácil encontrar trabajo, pero hay regiones en las que el mejor pasaporte para el paro es estudiar enfermería.

PENSADORA dijo...

Yo estoy un tanto de acuerdo con Horrach y lo digo porque ya en su día me planteé la idea, pero, efectivamente, para estudiar en Huesca era necesaria muy buena nota y lo de marchar a otro sitio a estudiar era imposible... la cosa terminó abandonando los estudios.

Ahora me ha dado por volver a empezar, preparando el acceso para mayores de 25. La idea era periodismo pero no lo hay en la UNED, así que tiraré por la antropología a ver qué tal.

AAAAIIIINNNNSSSSS!!!!

Tona dijo...

....... que se hace enfermero porque es una diplomatura y es difícil no encontrar trabajo...
Parece ser que la 1ª motivación según opinan responsables de universidades es la que nos comenta Horrach.
Después empieza la carrera de los puntospuntos X cursoque hace que uno no pierda el habito de seguir como en la escuela. Que unido a lo que comenta Pez martillo del tiempo libre, vocaciones tardías o no realizadas, etc.
Luego está un numeroso grupo que se han echado a hacer cualquier licenciatura por aquello de los doctorados, etc, pero eso es otra cosa.

Tona dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Pez Martillo dijo...

No sabía Pensadora tus proyectos universitarios. La antropología no está mal, es interesante, al menos lo poco que conozco de ella. A ver cuando empiezas a deleitarnos con entradas "antropológicas". Ánimo y suerte.

Por lo demás, es lógico que la gente estudie algo para trabajar, no creo que haya nadie que, con 18 años, entre en la universidad para no hacer nada con su carrera (aunque los hoy, claro está). A lo que yo iba no es al hecho de que se escoja la enfermería como "primera" carrera (cada uno tendrá las razones que tenga), sino a la cantidad de personal de enfermería que estudia otras cosas (y aunque tal vez no conozca tan a fondo otros ámbitos, no percibo esa pulsión en otras disciplinas). Y lo significativo es que, indagando las razones, se trasluce un poso de amargura y desagrado con la enfermería, y no pocos son los que dicen que lo que quieren es hacer otra carrera para dejar la enfermería.

Tona dijo...

Con relación a este último comentario, la situación que describes es real, el trabajo de los enfermeros es muy duro, sigue estando socialmente poco reconocido, los enfermeros nunca vamos a los órganos de decisión con voz y voto. Tampoco se invita a los enfermeros en los proyectos de atención a la Ley de Dependencia (al menos en mi Comunidad) aunque la responsabilidad última creo que es de la propia profesión.
El asunto no debe tener una solución fácil, porque en países con una economía más desahogada ven como los enfermeros entran y salen del espacio laboral según la van las finanzas familiares.Y la mayoría de los estudiantes de enfermería procede de entre los inmigrantes.
Pero se sigue insistiendo en decir que "faltan enfermeras.." en vez de analizar nuestra realidad con objetividad y transparencia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...