jueves, 6 de noviembre de 2008

Las mujeres de mi vida

Como cumplo mis amenazas (las promesas son otro cantar) y hace un par de días le insinué a Pensadora que haría algo así, paralelo a lo que ella había puesto en su blog, pues ahí van algunas de las mujeres más o menos famosas que han entretenido mis neuronas (y algo más) durante algún tiempo. El cine, "factoría de sueños", ha sido el principal recurso de hembras para mis ensoñaciones, así que casi todas son del mundo del celuloide.

Para empezar, Winona Ryder. En mi más tierna adolescencia (o sea, allá por los 13-14 años), me tenía atolondrado. Verla en Drácula haciendo de Mina Murray/Harker fue toda una conmoción. Es de esas mujeres que, sin ser especialmente bellas ni despampanantes, llaman la atención (y yo debo confesar que soy especialista en esta clase de belleza):


Por aquellos años estábamos en pleno boom de las Top Models. Y a mi, raro que soy, ninguna me acababa de matar. Ni la Schiffer, ni la Campbell, ni ninguna de esas. Hubieron de pasar unos añitos, hasta finales de los 90, para que una Top me dejara topicueto, y con ella empezó el desfile de francesitas por mis fantasías: Laetitia Casta, una belleza rotunda nacida como servidor en una isla mediterránea (hasta ahí las coincidencias), y en cierto modo alejada de los cánones por los que casi siempre me he guiado:


Más francesas más, más francesas, Tomás. Como quien no quiere la cosa, unos amigos me dijeron en el 2001 de ir a ver Amelie, y salí babeando cosa mala. Audrey Tautou había conquistado una parcelita de mi corazón. Esos ojos grandes tan expresivos, su fragilidad, ese aire tímido e inocente de no haber roto un plato hicieron mella en mí, y durante un tiempo fue musa entre las musas (también supongo que porque es del estilo de chicas que me suelen atraer):


Pero pasemos a otro grupo de féminas que atraen poderosamente mi atención: las pelirrojas (incluyo en este grupo a las rubiopelirrojas). Un buen ejemplo es Heather Graham, interesante actriz que se ha desperdiciado en comedietas románticas e insulsas, pero que a veces deja muestras de su talento. Pero como no he venido a hablar de cine, pues decir que sus ojos y su melena, así como su sonrisa me tuvieron un tiempo atontolinado, buscando películas suyas en la cartelera:



Otra más es Kate Winslett, que tras poner a funcionar mis lacrimales en Titanic se ganó mi admiración en unas cuantas películas mucho mejores que la del barco. Mujer muy interesante y belleza de esas poco convencionales, toda una mecla explosiva para quien les escribe:


Y para ir terminando (aunque podría poner algunas más, pero se haría muy largo), la última en llegar, la que en estos momentos alimenta mis sueños y que tiene reservado un hueco en mi cama. Puede que resulte tópico y seguro que muchos coinciden conmigo, pero es que la tía, además de ser un bellezón y de parecer inteligente, hace papeles interesantes, alejándose de la senda de los papeles simplones y fáciles que por estar tan buena, seguro que le lloverían. Su tarjeta de presentación para muchos fue directa y sin rodeos: un primer plano de su culo como inicio de Lost in translation, y todo lo demás estuvo a la altura de semejante trasero. Mi corazón, hoy por hoy, es para la señorita (perdón, señora) Escarlata:





4 comentarios:

Horrach dijo...

Esto de las listas siempre tiene su gracia. Llevo días pensando en hacer una de 'mis columnistas favoritos' (Enric González, Arcadi Espada, Álvaro Delgado-Gal, etc), pero no me acabo de decidir, que junto a la gracia siempre le veo a esto cierto componente infantil, no sé.

En cuanto a su lista, Heather Graham..., um, yo siempre la recuerdo, perturbadora ella, en la mítica 'Twin peaks', cuando trabaja en la cafetería y se enamora de ella el agente Cooper. Luego también la vi en 'Drugstore cowboy' del primer Gus van Sant, pero le perdí la pista. De todas formas, no tendría sitio en mi lista.

shalom

PENSADORA dijo...

¡toma ya! ME HA ENCANTADO, le alabo el gusto amigo Pez. Las que más me gustan a mí, la Rider, la Tautou y ¿cómo no? nuestra inestimable Johanson que a mi entender es la explosión total de la sensualidad de nuestros días...

Lo que sí he echado de menos es alguna hembrota mediterránea tipo Sofía Loren o yo misma ¡que narices! jajaja! que las morenas también tenemos lo nuestro.

El Pez Martillo dijo...

Tiene razón Horrach, tienen su gracia pero también tienen su lado simplón y pueril. Pero eso no quita para que todos tengamos nuestros favoritos de lo que sea. De todos modos, no es una lista por orden de preferencioa, sólo una de las famosillas que me han atraido. Simplemente, me apeteció hacerla, y no me negará que quedan bien esas fotos.

Pens, las hembrotas mediterráneas son más del gusto de Horrach, yo soy más de las frágiles y "poquita cosa" como la Tautou. Y subrayo otra vez que se trata de famosas, las desconocidas es otra cosa (soy consciente que por la calle me fijo en otra clase de chicas, en las morenas más que en las rubias, por ejemplo).

Y también me doy cuenta de que todas son extranjeras. Tendré que hacer otra entrada con las nacionales, que también hay alguna que tela...

Horrach dijo...

Lo infantil no es tener una lista de favoritos de lo que sea, sino hacerla pública. Y conste que no se lo digo como crítica, que ser infantil de vez en cuando está la mar de bien, jejejej.

A todo esto... en mi lista habrían salido más morenazas. Alguna rubia escandinava, una judía infartante (Bar Rafaeli) y morenas mediterráneas/latinas (Sofía Loren no, que nunca me ha gustado. De su época prefiero, de lejos, a la deliciosa Claudia Cardinale).

shalom

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...