domingo, 9 de noviembre de 2008

Despiste preocupante


Debo tener alguna zona de mi cerebro atrofiada o poco desarrollada, porque resulta que soy un desastre a la hora de reconcer a los demás. Tengo que conocer a alguien muy bien para que lo reconozca si me lo cruzo por la calle. Como voy siempre metido en mis ensoñaciones, a veces presto poca atención a lo que hay fuera de mi, no capto todos los detalles y cualquiera puede ser cualquiera. Con los nombres me pasa lo mismo. Me costó varios meses aprenderme los nombres de tod@s mis compañer@s de trabajo, y aún así a veces los nombre inseguro (sobretodo cuando se incorpora gente nueva).

A todos nos ha ocurrido eso de que alguien nos salude con efusividad y nosotros no lo ubiquemos del todo. La situación es cómica porque, aunque esa persona te suena y sabes que la conoces, no sabes de qué, y procuras decir cosas neutras, no sea que se dé cuenta de que no tienes ni idea de quién es exactamente. En estos momentos podría explotarme la cabeza, porque al mismo tiempo que eres cortés y te interesas por sus cosas (con frases del tipo "¿y qué, cómo te va?") tus neuronas estan trabajando a pleno rendimiento, a ver si descubres de qué conoces a esa persona.

Siempre me han pasado estas cosas, y lo achacaba a mi despiste crónico. Sin embargo, empecé a preocuparme cuando, hace unas semanas, no reconocí a una chica que me gusta, y mucho...

5 comentarios:

Horrach dijo...

jajajaja, ¡doy fe, doy fe!, que fui testigo de esa escena. Dice usted que ese problema en parte puede deberse a que usted vive demasiado hacia adentro, es decir, embebido por sus cosas. Tal vez se subsane el tema cuando alivie parte de su carga interna, ¿no cree?

No hace falta que le diga que a servidor le pasa con los rostros y los nombres justo lo opuesto que a usted (que opuestos somos, también, en esto). Pero no creo a que esa fijación que tengo desde niño con el prójimo (ya sabe que fiscalizo siempre todo lo que puedo, toda la información posible, de los demás) se deba a que no caigo en 'ensoñaciones' propias, pues a la vez soy muy introspectivo.

saludos

PD: ¿sabe que ha salido un nuevo disco de The Cure? Se titula '4:13 dream' y, de momento, me parece bastante flojo. Más que el anterior, titulado también 'The cure', que era regulero.

El Pez Martillo dijo...

Pues no creo que tenga mucho que ver con eso de la carga interna que usted dice, porque estoy en momento bastante "suelto". Simplemente es que no presto demasiada atención y paso por las cosas con rapidez (ya sabe usted que estoy muy disperso: curro, tesis, vermalíadas, alemán, y hay que sacar tiempo para atender a familiares y amigos...). Y por seguir buscando excusas, el día del "encuentro" no estaba en las mejores condiciones mentales (después de cinco días seguidos de dormir muy poco), y estábamos en un contexto muuuuy diferente al que la solía ver. En fin, como ve, no me puedo perdonar semejante fallo. Así no hay quien gane puntos.

Y de los Cure, pues no son precisamente mi grupo preferido, tan sólo conozco algunas canciones de ellos (sus grandes éxitos, vamos, y ni siquiera me gustan todos).

PENSADORA dijo...

¡PERO QUE FALLO! mire que las chicas nos quedamos con todo... en fin... qué le vamos a hacer!.

A mí también me pasa muy parecido y es una jodienda en una ciudad como huesca en la que de cada tres pasos que das en uno te cruzas alguien conocido y nunca sabes si saludar o no... pero lo mío sí que es puro despiste porque voy siempre interiorizando, pensando en mis cosas.

Un saludico!

El Pez Martillo dijo...

Un fallo gordo gordo, sí señora. Cada vez que lo recuerdo me pongo malo. Pero bueno, al menos ella sí que se acordó de mi y me saludó, y eso que hacía meses que no nos veíamos.

PENSADORA dijo...

HUY! pues entonces buena señal.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...