lunes, 14 de julio de 2008

Jeff Buckley. Lover, you should've come over

Hay días en los que, vaya usted a saber porqué, músicas que uno está harto de escuchar, le golpean con toda su fuerza, como si fuera la primera vez. Entonces el impulso es oírlas una y otra vez, sin parar. Sin embargo, yo intento no hacerlo, sino que mi deseo es dosificarlas, no abusar de ellas, en un intento por mantener su magia, para que no se desgasten.

Algo así me está pasando con Jeff Buckley. Su voz y sus melodías constituyen todo un tsunami de melancolía, a pesar de su contundencia, y uno no puede hacer otra cosa que rendirse a ellas. Sobretodo si se tiene en cuenta la historia que hay detrás. Y es que con un único disco Buckley sorprendió a propios y extraños con su música, y esas escasas diez canciones editadas en 1994 se convirtieron en una gran influencia desde entonces (tal vez una de las más grande de los últimos años). No le dio tiempo a Buckley a demostrar al mundo todo su potencial creativo, ya que cuando preparaba su segundo álbum murió ahogado en el río Wolf, un afluente del Mississippi, en Memphis en 1997 cuando contaba con 30 años (su cuerpo fue encontrado en el Mississippi, al final de Beale Street, lugar mítico dentro del mundo del Blues). Como dato morboso, cabe apuntar que su padre, el también músico Tim Buckley, también murió joven, a los 28 años, en 1975.

Y tras el rollo contextual y pseudobiográfico, ahí va la joya, intensa y en directo, como debe ser:

5 comentarios:

Horrach dijo...

Muy grande Buckley. Creo que ya lo he dicho en este blog, pero a mí me lo descubrió Ramón Trecet, cuando Buckley todavía estava vivito y coleando. El 'Grace' es cojonudo de arriba a abajo, empezando por la descomunal versión del 'Hallelujah' (COhen, tras escucharla, nunca más quiso interpretar su versión original), el 'Corpus Christi Carol' o 'Dream brother', que cuelgo aqui:

http://es.youtube.com/watch?v=4xWSG7wax8k

Horrach dijo...

estaBa, joder, estaBa, jodido bilingüismo.

El Pez Martillo dijo...

Estamos de acuerdo, muy grande Byuckley y su Grace (ahora me doy cuenta de que no lo he nombrado en la entrada, a pesar de hablar de él). Es de esos discos que, sin ser conocidos por el gran público, estan ahí diseminando su influencia en cosas sí conocidas. Existe una versión ampliada del disco, "Grace (legacy edition)", en el que aparecen varias tomas alternativas y canciones descartadas. Es muy interesante, ya que aparece un Buckley más decantado por el blues clásico. Entre estas canciones hay otro temazo, titulado "Forget her" inexplicablemente descartado para la versión primera del disco.

http://www.youtube.com/watch?v=noQH6lyu0sA

La de joyas que se deben quedar en la cuneta al grabar un disco (y la de bodrios que se cuelan...).

femme fatale infiltrada dijo...

me ha puesto la piel de gallina. Fantástico!! Para mí ha sido un descubrimiento.
¡¡¡ Mil gracias!!! Y más besos

Marisol dijo...

Precisamente le estaba yo escuchando, y flipandolo con la letra de esa canción.

Gracias por al biografia, muy triste la verdad, como hendrix, los grandes mueren jovenes ¬¬.

1 saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...