miércoles, 9 de julio de 2008

Días con vocación


Debido a la distribución de nuestras tareas a lo largo de la semana, cada día tiene un carácter distinto. Aunque en realidad todos los días sean iguales, no es lo mismo un lunes que un domingo o un viernes. Sin embargo, a veces algún día abandona su forma de ser y muestra su vocación por ser otro. ¿Cuántas veces nos hemos plantado en un martes pensando que ese día parece un viernes y nuestra mente se va hacia el fin de semana?

3 comentarios:

PENSADORA dijo...

HUY! esto nos pasa a muchos, sobre todo en vacaciones o puente...

Ya molaría que los lunes parecieran siempre viernes.

Jarttita. dijo...

Jjajaa, lo ha clavao usted. jjaaaa. Lo de vocación por otro día me ha encantado!

El Pez Martillo dijo...

A mi esto me pasa muy a menudo, pero claro, mis horarios de trabajo son un cachondeo, y cualquier día de la semana puede ser la antesala de un par de días libres. Del mismo modo, a menudo tengo que currar en domingo por la mañan, cruźandome de camino con la gente tambaleante que vuelve de juerga. Eso sí, a cambio, puedo salir de marcha un martes o un miércoles, sin aglomeraciones y con toda la barra (y las camareras) para mi.

Saludos a las dos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...