lunes, 7 de julio de 2008

Compuesto y sin Dylan

A veces me paso de ingenuo. Las ganas de ver algo hacen que no calibres bien las posibilidades que se tienen de verlo. Anoche actuaba Dylan en el festival ese que montaron en Madrid. Y yo, en vista de que la 2 retrasmitía los conciertos, ufano y abandonando a Nadal a su suerte, me situé ante el televisor a la hora programada prometiéndome un rato de buena música. Pero no se me ocurrió pensar que este hombre es muy huraño con la prensa y que no se prodiga mucho. Al parecer no dejó que se emitiera la señal del concierto. Ya había dado un aviso cuando en Zaragoza no dejó que ningún medio entrara en el recinto. Parece ser que siempre lo hace. Y lo peor es que yo lo sabía, pero como lo de Madrid era un festival un tanto distinto (al menos mucho más mediático y con más pasta de por medio), no fui a caer en que era muy probable que fuera a hacerlo.

A cambio de Dylan, emitieron un resumen de todo el festival, con algunoms momentos de todas las actuaciones. Pero claro, no compensaba la pérdida. Más tarde me enteré de que muchos artistas habían puesto pegas a la emisión de sus conciertos. Algunos vetaron tan sólo canciones (mientras las tocaban, pusieron publicidad), otros no quisieron que se oyera bien, dejando que sólo saliera el sonido que se oía desde el público, y otros prohibieron que se diera todo el concierto. Vamos, que fue un cachondeo.

Para dejarme con los dientes aún más largos, las crónicas hoy dicen que Dylan estuvo brutal y hasta simpático, que se salió. Y yo me lo perdí. En fin, que he desempolvado algunos conciertos suyos que tengo para resarcirme. Y pongo aquí una actuación memorable y que pone los pelos de punta. Love sick , en la entrega de los Grammy de hace algunos años:

5 comentarios:

Jarttita. dijo...

Me temo que no fue usted el único que se quedó esperando,yo conozco más casos.:P.

PENSADORA dijo...

Maravillosa actuación, ¡si señor!, la del vídeo, digo, porque la otra...

Lo que tiene que hacer, Mr. Pez, es cogerse los bártulos alguna vez y plantarse en el lugar de los hechos a ver los directos "in situ" así se evitaría malos tragos como este.

Que hay todo un mundo fuera de la isla, se lo prometo.

javi dijo...

Pues yo me lo temía. Me parecía demasiado sencillo (tratándose de Dylan) poner la tele y verlo allí, jaja.

Pero también caí. Incluso me tragué todo el resumen ese (que por cierto no salieron en él ni Neil Young ni Suzanne Vega, que me los perdí en su día; o es que cansado de que no conectaran con Dylan lo apagué antes de tiempo)

Y la Pensadora tiene razón. Si lo llego a saber allí que me planto, que me pilla cerquita. Lo que pasa es que a mí las muchedumbres no me gustan. Seguramente me habría pasado todo el concierto montado en el teleférico ese o como se llame que cruzaba el cielo de lado a lado por encima del gentío, y lo habría atascado con un palo o algo cuadrándolo justo enfrente del escenario... Allí sí habría estado a gusto yo.

El Pez Martillo dijo...

Jart, yo también conozco otros casos. Y también otros que disfrutaron como enanos viendo las actuaciones que sí que retransmitieron.

Pensadora, no hay ningún artista que me motive tanto como para viajar para verlo (es más, como actúen a más de 20 kilómetros de mi casa no me molesto en ir). Debería usted ya saber lo mucho que nos cuesta a los mallorquines abandonar "sa roqueta". Y ese mundo que dice que hay ahí fuera, pues está mucho mejor sin que yo lo vaya a ver.

Javi, yo también huyo de las multitudes, a veces me agobio por la calle paseando si hay mucha gente. Y sobre el festival, he leído algunas críticas sobre el tratamiento que se le dio en televisión. Pero tampoco estuvo tan mal, al menos pude disfrutar de los contoneos de Shakira (quitándole el sonido a la tele, claro).

Saludos a tod@s.

El Pez Martillo dijo...

Un buen artículo sobre Dylan hoy en Diario de Mallorca:

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008071000_5_374795__Opinion-Alias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...