viernes, 20 de junio de 2008

Yann Tiersen. Tabarly


En medio de las discusiones sobre cómo iba a ser el siguiente álbum de Yann Tiersen, que estaba programado para esta primavera (dada la deriva postrock que estaba adoptando su música, había quienes ya no esperaban mucho de él, sobretodo los seguidores más aficionados a su lado clásico), va el tío y nos sorprende con el anuncio de una nueva banda sonora. Y no sólo eso, sino que el anuncio precedió a la publicación en tan sólo unas semanas. Júbilo entre todos sus seguidores, ya que parecía que, por el momento, volvía a los cauces conocidos, a esas piezas de corte clásico y melancólico en las que el músico bretón se recrea con el piano y el violín sobretodo.

Tiersen sabe lo que es una banda sonora. Ha firmado ya unas cuantas: La vida soñada de los ángeles (sólo dos temas), Amélie (no es una banda sonora en sentido estricto, ya que es más bien una recopilación de canciones de sus álbumes hasta el momento aderezada con dos canciones compuestas para la película) y Good-bye Lenin. Además, sus temas se han utilizado para acompañar reportajes televisivos y su estilo se ha explotado en no pocos anuncios televisivos. Se ha dicho que su música es muy visual, y que por eso casa tan bien con el cine. Por eso no es de extrañar que haya vuelto a musicar un película. En este caso se trata de un documental sobre el marinero francés (también bretón, como Tiersen) Eric Tabarly, muerto hace diez años. Como viene siendo habitual en las bandas sonoras, está compuesta por unos pocos temas en torno a los cuales se construyen distintas variaciones.

El álbum resulta un bombón para los oídos. Corto (apenas dura media hora), pero deja muy buen sabor de boca. La presencia del piano es abrumadora, es el principal protagonista, a menudo sólo, y otras acompañado con cuerdas. Sólo un tema destaca por tener una instrumentación más compleja: Au dessous du Volcan, en el que los violines se entrecruzan con las guitarras, poniendo así de manifiesto los territorios que en los últimos tiempos ha transitado Tiersen.

El trabajo anunciado desde hacía tiempo para la primavera ha sido pospuesto hasta el otoño, para no lanzar dos discos a la vez, pero creo que en general ha gustado este pequeño aperitivo, que supone algo distinto a lo del último (en directo, con sonidos más contundentes y agresivos), pero que no acaba d dejarlo atrás. Así las cosas, habrá que seguir esperando para ver qué rumbo toman las cosas, puesto que una banda sonora es un jalón algo extrínseco en su camino. Pero eso sí, el hambre se ve muy aliviada con aperitivos como este.

PD: en su myspace se pueden escuchar algunos temas de Tabarly.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...