domingo, 20 de abril de 2008

Escotes virtuosos


Anoche caí en la cuenta de lo sugerente que queda un crucifijo sobre un escote. Cualquier clase de colgante resulta un buen adorno, pero una cruz, por su simbolismo, le da un punto de virtud al asunto. Y la virtud, si se ofrece junto al pecado, hace a éste mucho más interesante.

5 comentarios:

Stones dijo...

Un escote es un pecado?

Capri c'est fini dijo...

Lo carnal y lo espiritual, el amor divino y el amor profano... pues si que da para mucho un crucifijo en un escote. Bonita foto. Un saludo.

El Pez Martillo dijo...

Stones, a mi hay escotes que me sugieren pecado. Es más un problema mío que del escote en sí...

Capri, hola, bienvenido al espejo de la realidad, un placer tenerte por aquí. Por ahí iba mi escrito, me pareció un contraste interesante y sugerente.

Saludos a los dos.

femme fatale infiltrada dijo...

Jejeje, ya veo que cumples con lo que prometes! Buen tema! muy sugerente, sí señor. Aunque la foto es muy explícita. La pena es que no lleve colgado el crucifijo. Por cierto, la inspiración no estaba tan bien dotada!
Qué pena que en estos casos sólo el torso femenino lleve a estos derroteros... la verdad es que a mí no "me pone" el mismo caso en un chico... (Eh! en una chica tampoco!! jejejjee, pero reconozco que queda sexy y provocador)
Besos!

El Pez Martillo dijo...

Femme, no encontré ninguna foto en a que hubiera un buen escote y un crucifijo, así que me decanté por esta porque pensé que nadie (ningún tío, al menos) se daría cuenta del detalle. No fui a caer en que también hay mujeres que leen el blog...

Y me consta que vosotras miráis a otras partes de la anatomía, también abultadas, jejejej.

Salud!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...