sábado, 17 de noviembre de 2007

Dualismos II


Santana. Soul sacrifice (Woodstock 1969).

Siguiendo con lo del dualismo: hay días en los que desearía ser tan sólo un espíritu vagando por las regiones etéreas. No tener este cuerpo maltrecho, ni esta cabeza dolorida, ni estómago ardiente... A veces incluso sería preferible no ser nada.

2 comentarios:

Musa dijo...

Ojalá bastara con desearlo para poder convertirse en un ser volátil... pero eso es algo que sólo nos está reservado a unos pocos...
Respecto a lo de no ser nada, amigo pez, tenga por seguro que ese día llegará... Mientrastanto, aproveche lo que la vida le ofrece...

El Pez Martillo dijo...

Estimada musa, usted sabe, porque se lo he dicho alguna vez, que de mayor quiero ser como usted, así que ya sabe cuál es uno de mis deseos, el ser una entidad volátil y etérea, aunque sé que ese destino me está vedado.

Por otra parte, y creo que usted también lo sabe, a veces estos dolores de cabeza y estos cuerpos maltrechos son provocados por disfrutar de la vida... (dejaremos al arbitrio de los lectores si lo que escribí ayer tiene que ver o no con eso).

No me quejo de lo que la vida me ofrece, aunque debo reconocer que algunas cosas las desaprovecho, o no las aprovecho como ellas tal vez se merezcan (o deseen)...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...