viernes, 26 de octubre de 2007

Necesita mejorar


No basta con explicarlo todo.

5 comentarios:

Lope de Aguirre dijo...

¿Va al psicoanalista?

El Pez Martillo dijo...

¿Psicoqué?

Horrach dijo...

Seguramente el sino de los seguidores del Big Tiger es precisamente el de ser carne de loquero. Ya tenemos varios ángeles caídos (creo que tres, ahora mismo), y otros, incluido un servidor, mostramos síntomas preocupantes. Lo curioso es que el Tiger parece impenetrable a este tipo de delirios.

ereignis!

El Pez Martillo dijo...

Inclúyame a mi también entre esos miembros de la secta con síntomas preocupantes.

Sobre el porqué de la impenetrabilidad del Tiger, la respuesta es sencilla: el ojo del huracán es la zona más tranquila.

Horrach dijo...

¡Exacto, aqmigo Pez! El Tiger es el centro del huracán: en ese centro todo es calma y serenidad (gellansenheit, o algo así); mientras que a su alrededor se masca la debacle, la hecatombe. :-)

(esta madrugada estuve defendiendo la estatura mitológica del Tiger ante la rufianía volcada en la sinrazón)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...