martes, 27 de marzo de 2007

When the saints go marchin' in



Me pasaría horas oyendo esta música. Es una especie de mantra. Basada en el Apocalipsis de San Juan y las procesiones de almas que habrá en el Juicio Final para entrar en el cielo. En Nueva Orleans, de donde es originaria, se utiliza a menudo en los funerales típicos de por allá (aunque la melodía es alegre, la letra habla de subir al cielo, y por eso es muy apropiada).

5 comentarios:

Cvalda dijo...

Simplemente genial :)

No acabo de entender porque en nuestra cultura los funerales son algo tan triste, si en teoría deberíamos celebrar que la persona va a un lugar mejor...

Horrach dijo...

Será porque en el fondo no nos creemos nuestras esperanzas de vida futura.

Pez, herr doctor se pasa horas escuchando y viendo esto:

http://www.youtube.com/watch?v=EayNRh_PkBc

Jarttita dijo...

No hay lugar mejor que este:).

El Pez Martillo dijo...

Cvalda, supongo que los funerales son tristes por puro egoismo. Me explico. La muerte de los demás nos pone frente a frente a nuestra muerte, nos recuerda que tal vez los próximos seamos nosotros. Y, como muy dice Horrach, en el fondo no nos creemos eso de la vida ultraterrena. Ademaś, está la cosa de no volver a ver más a la persona muerta. ¿Te parecen pocos motivos para estar tristes?. En cualquier caso, hay culturas en las que lejos de poner de manifiesto esto, los funerales son auténticas celebraciones de la vida (del difunto y de la propia).

Jartitta, no es que no haya lugar mejor que este, es que no creo que haya otro lugar a parte de este.

Horrach, sobre el video que ha recomendado, ya sabe usted que no soy especialmente depresivo (sí un poco melancólico, aunque lo festivo me puede) y ques este tipo de músicas atormentadas no es mi tipo. En cualquier caso reconozco el carácter casi ritual de esa canción, que la hace perfecta para entrar en una especie de trance místico (el cantante parece que lo esté, con la ayuda de algunas sustancias, presumo). De todos modos gracias por la recomendación.

Por cierto, quite usted al tipo del banjo y quedan los Wonderbrass (ya salió el grouppie que hay en mi), incluso visten parecido. De hecho, terminan casi todas sus actuaciones cantando esta canción (con la letra cambiada, eso sí) y suele ser el momento más festivo.

Besos y abrazos (a usted, Horrach, sólo abrazos).

Horrach dijo...

El cantante de los (ya desaparecidos) Swans es el grandioso Michael Gira, ahora más sosegado con sus Angels of Light. Por cierto, se trata del autor de ese disco que le dije que es mi favorito de toda la historia, el 'Body Lovers/Body Haters' (1998). Y sí, sus interpretaciones enloquecidas bebían del ritualismo sacrificial.

Lo cierto es que yo al principio pensé que eran los Wonder.

saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...