miércoles, 14 de febrero de 2007

Políticamente Incorrecto IV

Sigamos con la antología de lo políticamente incorrecto. Cosas que en su día apenas llamaron la atención y que ahora, con eso de que los tiempos cambian, a buen seguro que provocarían airadas reacciones. Hoy volvemos sobre el tema del maltrato y la violencia doméstica. Es un tema muy recurrido y que hasta hace muy poco a nadie escandalizaba. Un ejemplo que lo ilustra muy bien es la canción de hoy, La mataré, de Loquillo y Trogloditas. Todo un éxito en su momento, una buena canción, pero que tengo mis dudas de que ahora mismo pudiera tener el mismo éxito sin el acompañamiento de cierta polémica. Y es que a veces pienso que nos perdemos buenas canciones, películas, programas... por la manía que tenemos de tener en cuenta a los demás y sus sentimientos.

13 comentarios:

Horrach dijo...

¡Hombre, una de mis canciones españolas favoritas! Ese Loquillo, mezcla de Tachenko y Paquirri. Aunque es cierto que a 'La mataré' hasta hace pocos años no la había tomado demasiado en cuenta. Fue curiosamente una ctónica (muy muy ctónica) la que me la redescubrió.

"...levo un velo de sangre en la mirada...".

Qué fácil es pasar del amor al odio, o del odio al amor. Qué fácil es pasar del 'Le meteré' al 'La mataré'.

shalom!

Horrach dijo...

ejem, no había caído en la cuenta: espero que no haya nada autobiográfico en esta canción, amigo Pez. Ni autobiográfico ni una proyección. Entre los zumbidos y los hormigueos de ayer y el cuchillo de Loquillo de hoy (y lo de las brujas de anteayer, que no se me olvide) permítame que me preocupe un poco por usted y por la salud de su musa, que los aprecio a ambos, ya lo sabe.

shalom, mucha shalom!

El Pez Martillo dijo...

Tranquilo, que no hay nada de autobiográfico. Usted que me conoce sabe bien que soy incapaz de hacer daño a una mosca. Aunque nunca se sabe...

Cvalda dijo...

Lo mejor son los efectos del vídeo, jeje...

jarttita dijo...

Hombre, loquillo!!..y dice la gente que ahora eres formal, y yo aquí ...en mi cadillac...(8). Bueno, mira, puestos a elegir...yo salvo a Loquillo, para lo que había en su tiempo:p.

Aunque ya lo conté una vez, creo. Yo de Loquillo tengo el recuerdo de una noche en la radio, hace muchos años, en la que decía: " a los treinta te haces las mismas preguntas que a los veinte, lo que cambian son las respuestas". Lo decía en plan intelectualoide y tal...citando al autor ( que no recuerdo, porque hace muchos muchos años) pero me la guardé. Ahora tengo yo treinta...pero creo que mis preguntas sí que han cambiado.

Que no me quiero extender:). Pero dejo constancia, si hay que elegir en vidas pasadas, bruja no debe haber estado tan mal:p.

Saludos Pez:).

Rabino, uno de esos días dijo...

La de verbenas que habré pasado con Loquillo de banda sonora de fondo... y Alaska, y Radio Futura, y toda aquella peña de la "movida" y que en aquellos tiempos era música molona y punto. Las cervezas, las pibas, las noches en blanco y los agujeros en la memoria... adónde fue el tiempo que se perdió... y la magdalena en el té la moja su abuela, carajo.

Me ha dado tanta morriña que me fumaría un peta. La única vez que he visto al Loco en directo fue en Confrides, pueblo donde Cristo fue a dar las veintisiete voces, voz más, voz menos; pensé: "qué venido a menos"; pensé "seré yo, señor, seré yo". Para la memoria hay que ser un romántico o un capullo, no hay otra.

Horrach dijo...

¡Hombre, querido rabino! ¡Dichosos los ojos que le leen! No me joda, que usted no es de la generación de Loquillo ni de lejos. Mínimo alcanza usted las épocas del Romanones, con esas barbas eternas que usted se gasta.

¿Todo bien por la yeshiva?

shalom!


Jart, yo de Loquillo tengo un recuerdo físico cuando me topé de bruces con él en la plaza Santa Eulalia de Palma, hace u nos años. Él iba todo de negro y me arrolló como un tanque. Normal, ni me vio, con mi 1'68 justito. Yo me giré y le grité, todo serio: "¡¡Fi-de-puta mal-te-moris!! Are you talking to me?". Y se fue cagando leches. Todavía no ha vuelto a Mallorca.
saludos

jarttita dijo...

:).

El Pez Martillo dijo...

Veo que he os he tocado la fibra sensible. Si es que vamos cumpliendo años y nos volvemos unmos carrozas, jejej (aunque debo reconocer que a mi esta canción, por ser de las primeras, me pilló demasiado joven, yo soy más de la época final, la del Cadillac Solitario)

Coincido con Jartitta en que Loquillo es de lo más salvable de aquella época, aunque como casi todo lo de entonces se ha venido a menos. En sentido estricto, Loquillo no es de la movida, ya que él es barcelonés, a lo mejor eso es lo que lo salva.

Por cierto, Jartitta, bienvenida al club. Te he seguido en el blog del amigo Horrach, siempre poniendo el contrapunto ctónico (que le hace falta, aquello parece una plantación de nabos, dicho sea sin ánimo de ofender), y estopy encantado de que te hayas pasado por aquí. No hace falta que lo diga, pero que sepas que esta es tu casa (blog) y que puedes participar siempre que quieras.

Qué formal que he quedado.

Saludos.

El Pez Martillo dijo...

Entra una ctónica y me olvido de todos lo demás, hay que ver cómo somos los tíos.

Rabino, muy buenas, a ver si nos vemos en la secta vermaliana, que se le echa de menos por la UIB.

Horrach, ahora me explico muchas cosas. Sus problemas empezaron con ese encontronazo, ¿no?.

jarttita dijo...

Un placer martillo:).

Horrach dijo...

uuuuuuuuuuy, pero qué ceremonioso y servicial el amigo Pez con la superctónica Jart, jajajaj, ahora entiendo, querido amigo, porqué no se come usted un rosco, jejeje. Gracias al doctor H y a DJ Art usted ya sabe la teoría sobre el tema, pero le falta la práctica. Recuerde ese dicho nietzscheano-mallorquín del palo.
¡A las ctónicas ni agua, sólo leche!

El Pez Martillo dijo...

Horrach, sólo he querido ser un poco cortés, para que al menos quiera volver a entrar. Ya habrá tiempo para los palos. Si a la primera ya las espantamos, no habrá posibilidades de nada. Primero hay que hacer que caigan en la trampa (pero con mucho cuidado, no vaya a ser que los que caigamos en su trampa seamos nosotros).
Además, sólo se trata de una visitante cibernética. Otro gallo cantaría (o no) si fuera más "tangible" (ya me entiende). Y sabiendo como funciona esto de Internet, podría ser un tío haciéndose pasar por tía.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...