martes, 24 de octubre de 2006

El signo de los tiempos


Cada época necesita crearse una épica. Y tal vez se pueda medir la vida de cada tiempo por su épica, por sus luchas y hechos destacados. Y ahí no hay progreso posible, simplemente crearnos nuestras batallas y llevarlas a cabo. Nos movemos por nuestras luchas, y queramos o no nos desenvolvemos en ellas. En última instancia, todo nuestro tiempo gira alrededor de ellas. Y no hace falta decir que hay momentos más épicos que otros, que saben desarrollar mejor este aspecto de la existencia humana. A lo mejor, al final se puede medir la salud de cada civilización por el grado de lucha que es capa de desarrollar en su seno. Y no sé si en eso salimos ganando hoy en día.

1 comentario:

No fui yo dijo...

No lo vi en su día -alegres días sin tele, aquellos, sí-, luego, algunos algos, a cachos, a destiempo, de improviso; la gente flipper o no de que te choque -es que no lo he visto, dices, como si tal-, y lloro un poco, poco entrenado en tomar distancias, qué pesados estos mocos. Luego se meten con Bush o alguien, y yo conecto la neurona y otrosí digo:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...