sábado, 25 de marzo de 2006

Libros


Tengo tantos libros por leer que necesitaría meses de enclaustramiento para poderlos leer todos. Eso me pasa por visitar librerías. Siempre veo dos o tres que me encantaría tener. Y así la lista se va haciendo más y más larga. Qué lástima no ser inmortal.

Ayer estuve en una librería relativamente nueva de la ciudad, se llama Literanta, y es amplia y muy surtida. Además, se pueden encontrar libros que en otras partes me ha costado encontrar. Y lo más interesante, tiene un pequeño bar donde tomarse un café o una cervecita mientras se lee o se hojea algún libro. Aún no había nada así en Palma.

Lo que más me llamó la atención fue un pequeño detalle de distribución de temas. Los libros eróticos estaban junto a los de gastronomía. Y lo peor es que la asociación me pareció más que adecuada.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...